Historias de miembros Mi puerta está abierta

Un café para mayores ☕️

Una nueva historia maravillosa que nos trae #MiPuertaEstáAbierta. Una historia sobre Lola, una hija muy especial y vecina del barrio Mirasierra, que está utilizando Nextdoor -entre otras cosas- para ayudar a su madre a crear una “pandilla de mayores” que se reúnen semanalmente para tomar un café, contar anécdotas y hablar de la vida; cualquier excusa es válida para que los abuelos y abuelas salgan de casa, queden con sus nuevos amigos y luchen juntos contra la soledad no deseada. 

Yo tuve la gran suerte de conocerlos mientras grabábamos una entrevista para la tele y me encantó ver la alegría con la que llegan muy puntual los miércoles a una cafetería del barrio 🏡. Os dejo con Lola:

¿Cual es tu barrio y cómo lo describirías? 

Vivo en Mirasierra desde hace 50 años. En aquellos años iniciales Mirasierra era un barrio lleno de familias americanas (familiares de americanos que trabajaban en la base aérea de Torrejón) y algunas familias españolas generalmente con muchos hijos que elegían irse a vivir a las afueras de Madrid (en aquellos años la zona norte terminaba en el estadio bernabéu que ya estaba a las afueras…), para disfrutar de una zona residencial apacible, con campo y un poco lejana. Con los años Madrid fue creciendo y también su periferia y hoy Mirasierra es Madrid y es un barrio residencial muy deseado. Junto a Mirasierra se encuentran otros barrios como el barrio del Pilar, Peñagrande, el pueblo de Fuencarral etc

¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de tu barrio?    

Mi barrio me encanta. Es un lujo vivir en Mirasierra y ahora tenemos a Montecarmelo al lado que nos proporciona restaurantes, servicios, supermercados etc además de tener la vaguada desde hace muchos años, el pueblo de Fuencarral etc con todos los servicios necesarios. No se me ocurre un pero a mi barrio que adoro.

Cuéntanos qué es «Café Para Mayores» y cómo nació esta iniciativa.

Mi madre que tiene 86 años lleva también más de 50 años en Mirasierra y ya tenía este café organizado. Tomaba café todos los miércoles con tres amigas en Mirasierra e iban cambiando de bar. Le sugerí, cuando conocí Nextdoor ampliar ese grupo a más gente de ese entorno de edad, para conocer a más gente, para ayudar a relacionarse a gente que está sola, vive sola o se siente sola, y poco a poco hemos incorporado a 3 o 4 personas más. Se sienten muy a gusto juntos y el café está más animado. A alguna de estas personas las he incorporado por ser padres de amigos conocidos míos de Mirasierra, a otra por haberla conocido en el parque paseando a su perro y habérselo propuesto y a una a través de Nextdoor, cuando puse el anuncio, tuve algunas felicitaciones por la iniciativa pero no se han apuntado muchos más por ahora.

Cómo crees que Nextdoor puede ayudar a las personas a combatir la soledad no deseada? 

Creo que hacéis una labor fantástica, lógica y necesaria en este y en cualquier barrio. Con la vida de hoy en día, vivimos más aislados y más en soledad que nunca y soy una convencida de que las relaciones sociales son la base de la felicidad. Todos necesitamos amigos, familia, compartir y relacionarnos. Es la salsa de la vida y sin estas relaciones no se puede ser feliz.

¿Qué esperas del trinomio Nextdoor, barrio y vecinos, en un futuro? Muchas más iniciativas como esta que ayuden a una mejora de la convivencia y la solidaridad y fomenten la humanidad de las personas.

¡Estamos seguros de que en tu barrio también hay personas con iniciativas que molan mucho! No dudes en dejarnos un comentario contándonos. ¡Queremos leerlas! 👇

2 Comments

  • Grande! esta iniciativa de café para mayores. Y estando en manos de Lola, a quien conozco por otros motivos, el éxito está garantizado con esa capacidad integradora y solidaria de la que nunca presume pero que le sale por todos sus poros.
    Esperemos que en otra ocasión nos cuente otras iniciativas solidarias que tiene en marcha como un hogar de acogida para mascotas desprotegidas (No compres, adopta) y el mercadillo solidario que tiene abierto en su propia casa, en ese barrio de Mirasierra que tanto quiere y cuyos ingresos van directamente al centro de acogida citado.
    ¡Adelante, Lola, y en hora buena!

  • Grande! esta iniciativa de café para mayores. Y estando en manos de Lola, a quien conozco por otros motivos, el éxito está garantizado con esa capacidad integradora y solidaria de la que nunca presume pero que le sale por todos sus poros.
    Es peseremos que en otra ocasión nos cuente otras iniciativas solidarias que tiene en marcha como un hogar de acogida para mascotas desprotegidas (No compres, adopta) y el mercadillo solidario que tiene abierto en su propia casa, en ese barrio de Mirasierra que tanto quiere y cuyos ingresos van directamente al centro de acogida citado.
    ¡Adelante, Lola, y en hora buena!

Leave a Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This