Embajador de la semana Historias de miembros Mi puerta está abierta

La historia de Juan, 10 años viviendo en la calle. (Segunda parte)

Esta semana asistimos al evento de organizaron Carmen y Nacho, vecinos de Chamberí, para conocer la historia de Juan, un hombre que vivió en la calle durante más de 10 años. Juan nos contó cómo llegó allí, cómo logró salir adelante y lo que hace ahora para ayudar a muchos otros que se encuentran en esta misma situación. 

Como parte de nuestra campaña #MiPuertaEstáAbierta, queremos resaltar esta hermosa labor y animaros a todos y todas a que os unáis y quedéis por un café ☕ o un chocolate con churros con vuestros vecinos. Muchas veces una pequeña charla puede causar un impacto mucho mayor del que os imagináis. 

Para resumir un poco su historia, Juan nos cuenta que creció en una familia muy estricta y un tanto disfuncional, lo que le hizo querer irse de casa siendo un chaval, se enlistó como paracaidista militar y estuvo unos años allí. 

“Siempre tuve una vida absorbida por el miedo” 

Tuvo una familia, un par de negocios muy exitosos y un día por una depresión muy fuerte dejó todo atrás y se convirtió en un “sin techo”. 10 años de soledad, golpes, experiencias y vivencias lo marcaron y lo cambiaron totalmente. 

“10 años son muchos días”

A Juan no le avergüenza aceptar que se siente solo, de hecho nos dice “He sido muy solitario, siempre he estado solo”, y al mismo tiempo nos cuenta que las depresiones por las que ha pasado han sido los momentos más difíciles de su vida, y que no hay peor sentimiento que este, especialmente en las fiestas navideñas. 

“Las fiestas navideñas son los peores momentos de mi vida, porque antes tuve todo el caos de la preparación con la familia, y ahora no lo tengo. Es ahí cuando llega la depresión.”

Pero gracias a los libros y a las personas como Carmen, entre otras, que han aparecido en momentos críticos para Juan y que se han convertido en amigos, es que este hombre ha tenido la motivación y la disciplina para encontrar una habitación y un trabajo, para dejar de ser un “sin techo” y convertirse en un voluntario de diferentes ONGs, trabajador y sobre todo con un corazón grandísimo y muchas ganas de ayudar a otros que se encuentran en situaciones similares. 

Juan ha salido de la calle, pero la soledad le acompaña. Por eso es importante no olvidarle e incluirle en nuestros encuentros. Nos recuerda Carmen.

Quiero aprovechar para agradecer a Carmen, Nacho y a los vecinos de la zona de Chamberí por organizar este sencillo pero maravilloso evento, donde además de conocernos y charlar, pudimos ser testigos de un ejemplo de superación personal, pero también de unión vecinal. 

¡Anímate a crear un evento, y aprovecha #MiPuertaEstáAbierta para invitar a quienes se pueden sentir solos y solas en estas fiestas navideñas, a compartir un rato contigo y tu familia!

Y Déjanos un mensaje contándonos la experiencia o los planes que tenéis 👇

Leave a Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This